Tesoros del Mediterráneo orientalLa galería de Angulema

illustration
Galerie d'Angoulême, salle 302 Salle 301, Aile Richelieu, Niveau 0

En esta hilera de cinco salas de decoración neoclásica se exponen las colecciones de Antigüedades Orientales y en concreto las obras del Levante y del Irán antiguo. Sin embargo, estos espacios tuvieron otras funciones antes de transformarse en salas de museo.

La ampliación del museo

1824. El rey Carlos X de Francia asistía a la inauguración de un nuevo museo en el interior del palacio del Louvre. Se conocía como galería de Angulema en honor a su primogénito, el duque de Angulema, que había regresado victorioso de la expedición de España. En ella se podía admirar una nueva colección: las esculturas llamadas modernas, por oposición a las obras de la Antigüedad grecorromana.

Por aquel entonces, el Louvre, antigua residencia de los reyes, era todavía un símbolo importante del poder real e imperial. Tras la Revolución francesa, el museo que había abierto sus puertas en 1793 había ido transformando cada vez más el antiguo palacio. Mientras los distintos regímenes políticos iban sucediéndose en aquel inicio del siglo 19, las colecciones seguían enriqueciéndose. ¡Y había que hacerles sitio! Iban creándose nuevas secciones aquí y allá. Entre ellas, la galería de Angulema.

El museo de escultura moderna

El encargo de decorar aquella nueva sección recayó en el arquitecto Pierre Fontaine, que ya había trabajado durante el Primer Imperio. El museo de escultura moderna presentaba un centenar de obras de artistas franceses que datanprincipalmente del Renacimiento, como la Diana cazadora procedente del palacio de Diana de Poitiers en Anet, y de los siglos 17 y 18. En su mayor parte provenían del antiguo Museo de Monumentos Franceses creado por Alexandre Lenoir en 1795 para salvaguardar esculturas que se encontraban en iglesias o monasterios destruidos durante la Revolución, como el Monumento del Corazón de Enrique II.

Sin embargo, a medida que se hacían nuevas adquisiciones el espacio de la galería fue volviéndose insuficiente para acoger tan amplia colección. En 1933, dejó su lugar a las antigüedades orientales. Por su parte, las esculturas aún pueden verse en el Louvre, pero en otra ala.

Las obras más antiguas del Louvre

De los 100 000 objetos que conforman la colección de antigüedades orientales, la galería de Angulema presenta las obras del Levante, es decir, lo que en la actualidad es Siria, el Líbano, Israel, Jordania y Chipre. Algunas de esas piezas datan de 7000 años a. C. Están entre las más antiguas de las colecciones del museo.

Descubiertas en su mayor parte gracias a campañas arqueológicas francesas, dan fe del refinamiento artístico de esa zona de intercambio entre el Mediterráneo y Asia, donde se cruzaban muchas influencias distintas. Ese cruce de caminos entre Egipto, Mesopotamia, Anatolia y el mundo egeo fue testigo del desarrollo de prósperas ciudades como Biblos y Ugarit. Las estatuas, las estelas y los textos mitológicos evocan el mundo religioso de aquellos reinos, cuyo recuerdo nos ha transmitido la Biblia. Las cajas de marfil, las copas de oro y las joyas revelan la riqueza y la abundancia artísticas.

Obras destacadas

  • Statue de forme humaine

1 sur 15

¿Sabías que...?

Una estatua de 9000 años

illustration
Statue de forme humaine Salle 303, Aile Sully, Niveau 0

¡Cuidado con el rayo!

Stèle du "Baal au foudre" Salle 301, Aile Sully, Niveau 0

Seguir explorando…